Las personas exitosas saben ser “egoístas”

17 May 2014

Las personas exitosas saben ser “egoístas”

Quiero compartir contigo uno de los secretos más importantes de las personas exitosas.

Acá va este secreto: “Las personas exitosas saben ser “egoístas”. Así como lo lees! Te ha sorprendido? Quizá estés pensando: claro, si para ser exitoso tengo que ser egoísta, pues paso del éxito!

Y cómo no pensar así? cuando seguramente te ha pasado  que al intentar procurarte tu bienestar  te han regañado: tú sólo piensas en ti! No te importan los demás! Y poco a poco, te has ido convenciendo de que lo correcto  es ponerte al final de la lista (siempre y cuando  otra persona u otra cosa no ocupe ese lugar)

Pero ¿alguna vez te has detenido a observar cómo te sientes cuando priorizas a los demás a costa tuya? ¿Acaso no te sientes como el último orejón del tarro? En verdad crees que este sentimiento no contamina tus relaciones?

No se trata de que seas feliz a costa de los demás, pero tampoco se trata de que hagas felices a los demás a costa tuya.

Me despido con las palabras de Randy Gage, un experto en éxito y prosperidad, que estoy segura te ayudará a crear una visión más saludable acerca de este tema.

Si no eres feliz no podrás hacer feliz a nadie..

“Mucha gente te dirá que tu imperativo moral debe ser poner los intereses de la mayoría antes que los tuyos. Que debes sacrificarte por el bien de todos.

Esta idea es muy peligrosa para tu autoestima, para tu prosperidad y para tu vida. Relegar tu felicidad por la de otros, conocidos o desconocidos, verifica para tí y para los demás que eres pequeño y que no mereces ni siquiera tu propia atención. De hecho, esto te hará mentalmente enfermo.

Tu supervivencia y la persecución de tu propio bienestar deben ser la base de tu sistema de valores. Hacer tu vida, de acuerdo a tus creencias, hacia tus propios estándares y para tu propio disfrute. Lo contrario es perjudicial para ti y cualquier cosa perjudicial para tí lo es para todos los que te rodean”

En otras palabras: Si no eres feliz no podrás hacer feliz a nadie. Por el contrario teñirás tus espacios de vida (familía, amigos, trabajo) con tu infelicidad. ¿Aún sigues pensando que poniéndote al final de la lista mejorarás algo a tu alrededor?

Responder